La Pradera Sin Ley

La Pradera Sin Ley, también conocida como la pradera sin madre evoca una época de grandes descubrimientos que serán redesvelados a través de este blog. Todo lo que aquí se describirá tuvo existencia real (aunque fuera por momentos).

24.8.06

24 años en la cárcel y expulsión a Cuba...


Orlando Bosquete, un inmigrante indocumentado de 51 años, fue declarado inocente por un tribunal de Florida el mes de mayo pasado gracias a las pruebas de ADN 24 años después de ser condenado por una violación. Después de salir de la cárcel fue internado en un centro de control de inmigrantes a la espera de ser repatriado a Cuba. Ayer, Boquete consiguió finalmente la libertad.

La historia de este hombre bien podría inspirar un guión de Hollywood. Bosquete llegó a Estados Unidos en 1980, huyendo del régimen castrista y con la esperanza de un futuro mejor en la tierra de la libertad. Un par de años después se encontró con la cárcel. En 1982, Bosquete fue detenido por la Policía de Florida acusado de violación y robo. Ingresó en prisión a pesar de la debilidad de las pruebas, fundadas en su ligero parecido con el culpable. El sospechoso era calvo, no llevaba camisa y era hispano, según declaró la víctima.

Orlando Bosquete no es el primero que demuestra su inocencia gracias a las pruebas de ADN. Sólo en Florida han sido seis los presos que han salido de la cárcel gracias a este tipo de análisis. En todo Estados Unidos, 183 personas han sido excarceladas tras utilizar estas pruebas genéticas.

5 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

<< Home