La Pradera Sin Ley

La Pradera Sin Ley, también conocida como la pradera sin madre evoca una época de grandes descubrimientos que serán redesvelados a través de este blog. Todo lo que aquí se describirá tuvo existencia real (aunque fuera por momentos).

18.8.06

¿Hablando se entiende la gente? Pesadilla catódica 54/110.

José Luis Coll ha planeado en varias ocasiones por esta pradera arrendada a los poderosos señores feudales del reino de Google (algún día escupiremos sobre sus tumbas).

Erigido cual tótem (bajito, eso si) común a todas las subculturas que habitan el inframundo pastizal atemporal y con una inscripción que dice: “No se me vayan que les persigo…” Coll ha aparecido en las peores pesadillas catódicas de la historia. Agazapado en un primer momento bajo la figura del genial y “gran” Tip y haciendo un dúo humorístico claramente desequilibrado se granjeo cierta fama al ir de listo por la vida, verbigracia a los juegos de palabras y cierto gracejo entre el amargamiento y la anormalidad. Varios diccionarios supuestamente humorísticos, la intervención en ciertos programas de televisión y la nunca suficientemente premiada aparición en esa joya del séptimo arte titulada “Isi Disi”

“Hablando se entiende la gente” fue la mayor ignominia de un curriculum vitae vergonzoso. Un teatro, un escenario abandonado, unas sillas de trapero, un catamañanas al piano, invitados de cociente intelectual retarded, temáticas cochambrosas… Para más INRI los viernes por la noche, caramelos al viento y máximas lapidarias del liliputiense de visión ortopédica que ponían me ponían enfermo… ustedes ya estarán empezando a recordar, ¿verdad?

Se atrevieron con una variante los lunes por la noche de temática futbolera. Pero los ultrasur tienen sentido en el Santiago Bernabeú, no en la tele divagando sobre la metafísica kantiana del 4-4-2.

¿No tienen suficiente? Pues “Hablando se entiende la basca” trocaba las explosiones de acné, mucho chuloplaya (entre ellos ese presentador vigoréxico titulado Jesús Vázquez que ahora es tan famoso) y calientapollas pululando por los estudios de Telecirco.

10 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

<< Home