La Pradera Sin Ley

La Pradera Sin Ley, también conocida como la pradera sin madre evoca una época de grandes descubrimientos que serán redesvelados a través de este blog. Todo lo que aquí se describirá tuvo existencia real (aunque fuera por momentos).

27.6.06

Vip (1990). Pesadilla catódica 49/110.

El aborrecido por todos los amantes de la televisión Jose Luis Moreno volvía a la carga a principio de los noventa y para ello contaba con famosotes, como dicen en las tierras conquistadas y vilipendiadas por los colonos ingleses: Vip’s (Muy Importante Persona) en un espectáculo de iluminación, música y colorines.

Una colmena cuadrada de nueve celdas (3x3) era ocupada por los nueve artistas que tenían contrato con la cadena o estaban haciendo promoción por allí. El juego era algo así como un “Verdad o mentira” (¡Como ese concurso de Alberto Oliveras que plagiaba descaradamente!). Los concursantes tenían que responder sí o no a las afirmaciones de los famosos hasta conseguir hacer tres en raya para que sonase la canción: tres en raya, tres en raya, tres en raya bocadillo de caballa. “Entre medias” los ya comentados en otros capítulos (¿por qué nadie le ha prendido fuego a esos muñecos?) Monchito, Rockefeller y música en directo.

Pensando que la población española necesitaba una mayor dosis de tontería que pudiera devenir en un aborregamiento mayor si cabe del personal se decidió instituir “Vip” de lunes a viernes por la tarde-noche, “Vip-Guay” los sábados por la tarde (quién no recuerda esa letra de entrada: “hoy en Telecinco, qué es lo que hay, que te lo digo yoooooo, Vip Guay” y “Vip Noche” para los domingos por la noche (a eso le llamo yo rentabilizar oportunidades y rebajar costes). Por este tiempo aparecía por allí Emilio Aragón (hasta entonces conocido como Milikito, el hijo de Miliki) y aprovechó muy bien la oportunidad para saltar a la fama (sobre todo a través de sus historietas de humor y supuesta frescura). Quemado, Antena 3 le ofreció un contrato multimillonario y blindado que le permitió estrellarse con “Noche, Noche”… para poco después seguir achicharrándose con “El gran juego de la oca” (otra pesadilla catódica que no puedo evitar pasar por alto). De “Médico de familia” terminaría como el palo de un churrero y desde entonces acude a terapia para saber quién es y dónde está con Paco Lobatón.

Mané (a veces me pregunto si lo de su fallecimiento no es una leyenda urbana y está con Jesús Gil haciendo una versión venezolana del “Las noches de tal y tal…”), Belén Rueda (que con los años está más guapa como el buen vino ¿dónde está esa garza pavisosa que conocimos en este programa?), las Cacao Maravillao (surrealista), Carmen Russo y sus globos, (¿Cuántos años tiene esta mujer, teniendo en cuenta que ya “era vieja” en los 90? Papelón en Supervivientes), Loreto Valverde (mejor no digo nada), Talía… arropaban al heredero de Los Payasos de la Tele que en lugar de nariz redonda y roja llevaba bambas blancas, pese a que Pumares muerto de envidia nos recordase a todos que el atuendo frac+deportivas lo usaba Elliot Gould.

Y no, no tengo nada personal contra Jose Luis Moreno pero odio su sentido del espectáculo.

11 Comments:

Publicar un comentario

<< Home