La Pradera Sin Ley

La Pradera Sin Ley, también conocida como la pradera sin madre evoca una época de grandes descubrimientos que serán redesvelados a través de este blog. Todo lo que aquí se describirá tuvo existencia real (aunque fuera por momentos).

22.6.06

Hablemos de sexo. Pesadilla catódica 43/110.

Profiláctico programa que el admirado Ibáñez Serrador puso en manos de la Dra. Ochoa. Ella, en lugar de ponérnoslo en su sitio decidió dedicarse a comernos… el coco (no me sean malpensados). Mira que tenía posibilidades, porque la señora tiene cara de vicio y podría haber sido una revisión de “La profesora lo enseña todo”. Sin embargo, con intenciones de “normalizar el sexo y las relaciones sexuales” (¿a quién se le ocurrían los contenidos?) acabó siendo una especie de charlitas con el sexo como excusa.

El programa le cortaba el rollo a cualquiera porque se hablaban de temas como la eyaculación precoz, la impotencia y la zoofilia desde un punto de vista científico. En definitiva nada lúdico. Un intento de establecer una especie de cultura de la “vida sexual sana”. Menos mal que luego vendría Pepe Navarro a salvarnos…

“Luz roja” (1994) volvía a repetir el tag team formado por Ochoa/Chicho con idéntico resultado. Duró bastante menos. Quizá un preludio de la luz roja de mi querido “Semáforo”.

6 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

<< Home