La Pradera Sin Ley

La Pradera Sin Ley, también conocida como la pradera sin madre evoca una época de grandes descubrimientos que serán redesvelados a través de este blog. Todo lo que aquí se describirá tuvo existencia real (aunque fuera por momentos).

12.6.06

Pero... ¿esto qué es? (1989). Pesadilla catódica 39/110.

Enésimo intento de espectáculo para los viernes por la noche de la primera cadena. Envilecido y subnormalizado a más no poder, centrado en conseguir gran audiencia podemos concretar que devastó niveles de gilipollez hasta rayar lo grotesco. A ello contribuían las siguientes secciones del programa:


- Horroróscopo: Eloy Arenas repetía el numerito del 1,2,3 responda otra vez. Qué se puede esperar de este personaje escribiendo y Mónica Randall actuando…
- Las Virtudes: El otro día salieron en el programa del guarruzo de la cocina, ese tal Andrés que es tan famoso en el extranjero porque aquí no lo quiere nadie, y seguían con los mismos chistes de hace 18 años.
- Canciones para el recuerdo: Nacho Dogan de Louis Armstrong atentando contra cualquier tipo de género musical reconocible.
- Cruz y Raya, primerizos imitadores con el baile de San Vito que desquiciaban ya a cualquiera en esa época.
- Canal Privado, una especie de comedia de situación sobre una emisora de televisión en la que todo salía al revés (con estrella invitada).
- El test de Lola, un robot que hacía cuestionarios a los invitados.
- Y Vicky, una especie de coneja de dibujos animados (claro plagio de Roger Rabbit) que iba botando por el estudio cuya gracia consistía en que era ninfómana.



Este engendro lo presentaron Elisa Matilla, Jacqueline de la Vega (¿Cuántos años tienes?) e incluso Carlos Mata (sí, el de las telenovelas). No se si se nota mucho que a mi los programas del “espectáculo” no me han ido mucho nunca.

15 Comments:

Publicar un comentario

<< Home