La Pradera Sin Ley

La Pradera Sin Ley, también conocida como la pradera sin madre evoca una época de grandes descubrimientos que serán redesvelados a través de este blog. Todo lo que aquí se describirá tuvo existencia real (aunque fuera por momentos).

26.5.06

Godzilla, monster of monsters

Empezamos hoy a comentar juegos de otra plataforma histórica, la Nintendo (dejo de forma momentánea el Spectrum). El juego que nos ocupa es Godzilla (título que se le dio en Japón) o Godzilla monster of monsters (por si había algún americano despistado que no conocía a este titán). Aunque sé que alguna mente calenturienta pensará que quizá se quisieran aprovechar del éxito de la recreativa de SNK King of the monsters es falso, la recreativa salió al mercado dos años después.

Corría el año 1989 y la Toho estaba en pleno auge con la explotación de Godzilla, Mothra, Gezorah y compañía. Tanto, que se atrevió a mandar producir el videojuego (no sería el último, me encargaré de demostrárselo a lo largo de próximos episodios de ésta su pradera sin ley más cercana). En España el juego se quedó sin distribuir hasta varios años más tarde (creo que fue la desaparecida Spaco la que lo rescató en esa época en que empezaban a dejar de sacar juegos para la Nes porque ya había salido la Super Nintendo).



Godzilla, acompañado por Mothra tiene como misión ir enfrentándose al resto de monstruos de la Toho. Los enfrentamientos tendrán lugar en los diferentes planetas del sistema solar (que son las distintas fases). Para ello, cada planeta se transforma en una especie de tablero por el que vamos moviendo a cualquiera de los dos personajes. En esta primera parte el juego es de naves con scroll horizontal. Los enemigos a los que nos enfrentamos van moviendo “ficha” igualmente hasta que llegamos a un punto en el que se enfrentan. Aquí el juego se convierte en lucha al más puro estilo Street Fighter. Cuando acabemos con los enemigos pasaremos al siguiente planeta.


Originalidad


Combina dos géneros bastante diferentes como son las “naves” con la lucha uno contra uno. El hecho de manejar unos personajes tan míticos hace que sea original sólo por el amor que les profesamos pero no deja de ser lucha y naves por eso amiguitos.

Jugabilidad


Los gráficos de los personajes son demasiado grandes y lentos (mantienen el mismo tamaño a lo largo del juego) lo que le confiere realismo, eso sí, nos vamos a tragar todos los disparos, aviones y misiles que a la máquina le venga en gana. Tiene un sistema de password que facilita bastante la tarea.



Adicción


Tanto la acción como los enemigos es tan repetitiva y pesada como Paco Martínez Soria en Don Erre Que Erre, pero el interés en seguir luchando contra otros monstruos y verlos (Mothra da risa) hace que te pique seguir jugando.

Música


Tema principal de la película conocida en España como Japón bajo el terror del monstruo acompañado por una molesta batería que trata de ¿darle ritmo moderno? La música en las diferentes fases se deja escuchar, eso sí, no es para grabarte un cd y llevarla en el coche.

Gráficos

Godzilla no está especialmente mal hecho, las animaciones son un pelín bruscas y los enemigos se repiten más que la noticia de que el caso de la madre de la Campanario ha pasado a ser secreto de sumario.

Sonido FX.


Variados, diversos sonidos de disparos, explosiones y derrumbes. Algunos soniquetes de disparos son de risa. En general acompaña la mediocridad del juego.

Conclusión.


Es, ha sido y será un juego mediocre pero como el amor es el motor del mundo y yo amo a Godzilla por encima del bien y del mal, que quieren que les diga: me gusta. Es un gustazo manejar a Godzi, aunque sea en un mundo bidimensional (que diría alguna psicofonía de Iker Jiménez).

2 Comments:

  • At 11:18 a. m., Blogger Scari Wó said…

    Go Go Godzilla!

    ¿No era el Sim City el juego en el que se contruía una ciudad y podían arrasarla desastres naturales como inundaciones, terremotos... o el mismísimo Godzilla?

     
  • At 12:22 p. m., Blogger Octavio said…

    Sim City, seguido del mejorado en gráficos Sim City 2.000 y por último Sim City 3.000. De este juego salió la idea del vomitivo y multiversionado Los Sims.

     

Publicar un comentario

<< Home