La Pradera Sin Ley

La Pradera Sin Ley, también conocida como la pradera sin madre evoca una época de grandes descubrimientos que serán redesvelados a través de este blog. Todo lo que aquí se describirá tuvo existencia real (aunque fuera por momentos).

13.5.06

Ya sé que tienes novio (1986). Pesadilla catódica 23/110.

Vergonzante espacio de TVE y muestra de lo que puede hacer cualquier españolito acompañado de sus parientes con tal de obtener notoriedad y salir por la caja tonta (auténtico tótem vanagloriado de cualquier “chez” fulano como estamos intentando demostrar a lo largo y ancho de esta sección).

Participaban los novios, los futuros suegros, los padrinos, la niña de las arras, los cuñados, los vecinos, los compañeros de trabajo haciendo el ridículo para regocijo del espectador con el fin de conseguir electrodomésticos (batidoras, planchas, sartenes), muebles, lunas de miel gratis (creo que este era el mejor premio que podían llevarse).

Mucha mala leche en las pruebas, humor tipo “vaya ostia que se ha pegao mi cuñao”. Estilo visual acorde a las películas de Pedro Lazaga.

Presentaba Constantino “Darth Vader” Romero (últimamente perdido en Castilla la Mancha Televisión). A mi este hombre siempre me ha recordado a un profe que tuve en primaria y la verdad es que estos programas no me parece que le peguen mucho (“La parodia nacional”). Francesc Orellana acompañaba de vez en cuando.



La sintonía era algo así como “Ya se que tienes novio, ya se que no me quieres…”

Tuvo una réplica en los 90’s que no recuerdo bien si se titulaba “Luna de miel” que echaban por las autonómicas y que presentaba Mayra Gómez Kemp (a la que pueden ver las tetas en este mismo blog) y que tenía una sintonía igual de pegadiza. “Que vivan los novios, los novios con marcha… con marcha nupcial”. En este último el premio estrella era un utilitario por el que los concursantes se partían los piños.

1 Comments:

  • At 9:50 a. m., Anonymous Lord Brithuss said…

    Ahhh esos programas pastelosos, llenos de "amor" mal entendido, con todos los habitantes del pueblo en la tasca viendo como hace el ridículo el Indalecio!!! Es una pena que el Sr. Romero (Constantino, Tino para los amiguetes) se haya dado cuenta de la mierda que es la televisión generalista y se haya refugiado en las locales, porque lo admiro y lo respeto (Vader no habría sido jamás lo que es sin él).
    Cuando a los españolitos medios se les caía la baba con la Caravana del Amor del Sr. Puente en "Su media Naranja" pensé que habíamos llegado al fondo del pozo, pero veo que no... Es lo bueno de tener buena memoria.

    L.B.

     

Publicar un comentario

<< Home