La Pradera Sin Ley

La Pradera Sin Ley, también conocida como la pradera sin madre evoca una época de grandes descubrimientos que serán redesvelados a través de este blog. Todo lo que aquí se describirá tuvo existencia real (aunque fuera por momentos).

29.6.06

El Gordo (1990). Pesadilla catódica 50/110.

José Coronado se estrenaba en televisión gracias a la enésima versión de concursete de preguntas y respuestas americanas (antes de la abominable “Hermanos de Leche”). El recuerdo que tengo es muy borroso: había cartones con números, un finalista, preguntas de temas variopintos… Lo que sí recuerdo bien es que la ¿revista? Teleprograma regalaba unas tarjetitas con números, había que ir tachando los que iban saliendo y te podía tocar algo de dinero desde casa.

No había más remedio que “tragárselo” porque después empezaba “Noche de lobos”. Y debe ser que por culpa de los sustos generados por las películas Coronado salió pitando del espacio entrando en su lugar la temida Irma Soriano, que cómo no revolucionó el programa. Hasta cambió el nombre por el de “Supergordo”, y lo llenó de actuaciones como Eloy Arenas (que seguía jodiendo la pava con el número de los horóscopos ya visto desde tiempos del 1,2,3…), los Golden Apple Quartet (atajo de grimosos) y mi querido Tip acompañado de una persiana, una cabra y un botijo (totalmente surrealista y maravilloso).

11 Comments:

Publicar un comentario

<< Home