La Pradera Sin Ley

La Pradera Sin Ley, también conocida como la pradera sin madre evoca una época de grandes descubrimientos que serán redesvelados a través de este blog. Todo lo que aquí se describirá tuvo existencia real (aunque fuera por momentos).

6.7.06

Y si no, nos enfadamos (1973)

No hace muchos días que tuve la suerte de revisar un clásico del cine de todos los tiempos (es decir, de mi particular infancia). Nada menos que “Y si no, nos enfadamos”, dirigida en 1973 por Marcelo Fondatto, un coproducción italiano-española digna de al menos un par de oscar’s (mejor interpretación y mejor banda sonora original).


La excusa perpetrada para ver un delirante recital de hostias consiste en que Ben (Bud Spencer) y Kid (Terence Hill) quedan empatados en una carrera de coches y obstáculos cuyo premio es un “buggy dune” de color rojo y capota amarilla. El premio no pueden compartirlo y deciden jugárselo en un bar al juego de “cerveza y salchicha” pero justo en ese momento entra en el bar una banda de mafiosos que lo destroza todo y una ridícula maqueta del buggy arderá ante nuestras retinas. Kid y Ben están obligados a entenderse y formar tandem para recuperar su coche.

Con este artículo también pretendo hacer un homenaje a Bud (aunque me parece que la película en la que está mejor es Banana Joe) porque creó un estilo de lucha único e irrepetible: bofetada lateral con toda la mano abierta y el puñetazo estilo martillo sobre la cabeza del adversario. Que tanta gracia me ha hecho siempre.

A destacar:

- La escena inicial de carrera de obstáculos grabada por especialistas, con coches de esos de chapa que llegan a ir uno encima de otro y las choques brutales de Bud Spencer echando fuera del camino al resto de competidores.

- Una primera pelea que dura un cuarto de hora en el gimnasio, con situaciones divertidas (uso de mazas, anillas...)

- Donald Pleasence hace de payaso en un papelón de lo más denigrante.

- Patty Shepard, la scream queen por antonomasia del cine español haciendo de equilibrista de la que se enamorará a la primera de cambio el bueno de Terence. Salen Luis Barbero (Matías en Médico de Familia) y Emilio Laguna (director del coro de bomberos).

- Una escena del coro de los bomberos con una de las canciones clave de la cinta “booom, booom....” y la canción que suena en todas las escenas del film titulada “dune buggy”.

- La pelea final, metidos en un coche en un local lleno de globos donde se celebraba el cumpleaños del malo de la mafia.

Merece la pena ver la peli también por observar una zona del Vicente Calderón de Madrid donde se rodaron los exteriores totalmente irreconocibles. En definitiva, un must del cine mundial.

7 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

<< Home